Francia: 2.500€ para comprar una bici eléctrica a quien achatarre su viejo coche

Francia se está poniendo las pilas en materia de movilidad ciclista. Y en concreto, en lo que respecta a bicicletas eléctricas. La Asamblea Nacional del país vecino ha aprobado por unanimidad dar 2.500 euros para comprar una bicicleta eléctrica a quien achatarre su coche viejo.

La medida, cuya votación aún es preliminar, tiene como objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. En concreto, Francia quiere llevar esa reducción hasta un 40% de cara al 2030.

Tanto la industria de la bicicleta como los propios ciclistas se han felicitado por la medida. Olivier Schneider, de la Federación Francesa de Usuarios de Bicicletas (FUB), ha declarado que «por primera vez se reconoce que la solución no es hacer que los coches sean más ecológicos, sino simplemente reducir su número».

Si la iniciativa sale finalmente adelante, Francia se sumaría al ejemplo que en el pasado dieron otros países europeos como Finlandia o Lituania, donde fue acogida con éxito. Sin embargo, la cuantía de la ayuda en Francia es sustancialmente más elevada, ya que en esos dos países fue de 1.000 euros.

Lo cierto es que nuestros vecinos del norte llevan tiempo apostando con decisión por la bici. En 2014 se puso en marcha un proyecto piloto para pagar un sobresueldo a aquellos ciudadanos que fuesen a trabajar en bicicleta. Con el estallido de la pandemia, las distintas administraciones potenciaron los pedales como nunca antes. De la mano del Ministerio de Transición Ecológica de Francia se habilitaron centenares de kilómetros de vías ciclistas temporales que, con el tiempo, se han convertido en definitivas.

El resultado de todas esas políticas se ha plasmado en informes como el que fue publicado el pasado mes de febrero, centrado en la ciudad de París. En él se recogía un dato demoledor: seis de cada diez ciclistas de la capital francesa no pedaleaban un año antes. Toda una revolución que está encabezando la alcaldesa, Anne Hidalgo, defensora convencida del uso de la bicicleta como medio de transporte.

La pregunta que surge es inevitable: ¿Y si tomamos nota en España? Y mientras tanto, ¿Qué tal si vas mirando la bici de tus sueños en Biobike?