Uno de cada cuatro europeos está pensando en comprar una bici eléctrica

Un estudio de Shimano llevado a cabo en 12 países concluye que la bici eléctrica es uno de los grandes objetos de deseo de los europeos. 

En Biobike llevamos mucho tiempo diciéndolo: la bici eléctrica es el vehículo del futuro para los desplazamientos urbanos. Versátil, cómoda, rápida, eficiente, sostenible. A la hora de moverse de un lugar a otro en ciudades de prácticamente cualquier tamaño, las e-bikes no tienen rival.

Ahora, un nuevo estudio demuestra esta misma tesis. Y sus responsables son, nada menos, que Shimano, uno de los gigantes del mundo de las bicicletas.

La marca de componentes ha llevado a cabo un ambicioso estudio, para el que ha entrevistado a 14.000 personas en 12 países europeos: Austria, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Noruega, Polonia Suecia, Suiza, Reino Unido y España. El estudio ha tenido como objetivo analizar el lugar que ocupan las bicicletas eléctricas en las sociedades actuales y cómo la pandemia de la Covid-19 ha influido en el interés de los consumidores por comprarlas o usarlas.

RIESE & MÜLLER CHARGER3 MIXTE

¿La principal conclusión? En el viejo continente hay muchas (pero muchas) ganas de subirse masivamente a las bicicletas eléctricas: uno de cada cuatro encuestados elegiría una bicicleta eléctrica urbana como medio de transporte habitual para sus desplazamientos diarios. 

¿Y qué es lo que mueve a los europeos a soñar con una bici eléctrica? Depende del país en el que vivan. En Noruega, Suecia, Dinamarca, Italia, Suiza y España, la razón principal es evitar el uso del transporte público por miedo de contraer la Covid-19.

El reemplazo, o al menos una alternativa al uso de un vehículo de motor, es la razón principal en el Reino Unido, Austria y Alemania. Para los ciudadanos de los Países Bajos y Polonia, el ejercicio diario es la principal razón, mientras que tan solo en Francia el motivo es la reducción de la huella de carbono.

Dado que la encuesta se realizó en un momento en que la incidencia del coronavirus estaba en cotas elevadas, su papel es esencial a la hora de motivar a los ciudadanos a dar el paso a la bici. Pero no es lo único. Más de un tercio de los menores de 24 años, el 37%, aseguran que usarían una bicicleta eléctrica para disminuir su impacto en el medio ambiente. Por su parte, el 41% de los mayores de 55 años buscan una alternativa a un vehículo motorizado.

Resulta interesante, asimismo, prestar atención a los motivos que esgrime el resto de ciudadanos que dicen no sentirse preparados para dar el paso a la bicicleta eléctrica. Entre los principales, la falta de infraestructuras ciclistas en las localidades de los encuestados, lo que para muchos potenciales ciclistas se transmite en una sensación de inseguridad. 

Por último, que no por ello menos importante, el estudio también hace hincapié en el mayor protagonismo que están tomando las bicicletas eléctricas de carga. Entre aquellos encuestados que creen probable comprar una bicicleta eléctrica en los próximos 12 meses, el 7% (en Alemania) y el 8% (en los Países Bajos) dicen que se trataría de una bicicleta eléctrica de carga. En el tercer lugar se sitúa el Reino Unido, donde ese porcentaje se sitúa en el 5%.

¿Tú también estás pensando en comprarte una bicicleta eléctrica? ¡Pregúntanos! En Biobike estamos para ayudarte en todo el proceso y asesorarte en todo lo que necesites. 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos. Puedes ver nuestra política de Cookies para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón “Configurar”.